El packaging SÍ importa

Audrey Hepburn

Para aquellos que no lo sepan, el packaging es el envase, la presentación del producto. Aunque parezca increíble, son muchas las personas que subestiman el poder de este. Los humanos somos criaturas puramente visuales. Seguro que recuerdas esa vez en la que tu decisión de compra se basó en lo bonita u original que era la forma en que el producto estaba envuelto, independientemente de si sueles comprar el objeto de su interior o no. Los perfumes son el ejemplo perfecto de esta afirmación. El perfume Good Girl (Carolina Herrera) ha sido uno de los más exitosos.

perfume good girl

En un mundo en el que prácticamente todo está inventado, el envase debe ser vistoso y llamar la atención para diferenciarse de los demás.

El packaging como identidad de marca

Como vemos, la carta de presentación de nuestro producto puede ser clave para llegar a las manos de nuestro target. Incluso puede llegar a convertirse en nuestra identidad, ese algo que hace que el consumidor nos reconozca sin riesgo de equivocación. Unos zapatos con la suela roja, por ejemplo, nos hacen pensar automáticamente en Louboutin o una botella de cristal con líneas curvas en Coca Cola.

Pero, sin duda alguna, una de las marcas más destacadas en lo que respecta al tema en cuestión es Tiffany & Co. Durante su paso por ‘Desayuno con Diamantes‘ Audrey Hepburn se encargó de dejar bien claras la elegancia y exclusividad por las que destaca la marca. Su peculiar packaging (una pequeña caja azul cerrada con un lazo blanco) también irradia los citados valores de marca. De hecho, el color está registrado en la guía Pantone con el número 1837 (año de su fundación). Es tal la trascendencia de la Tiffany Blue Box que Charles Lewis Tiffany, fundador de Tiffany & Co, ordenó que la única forma de obtener una fuese con la compra de uno de sus productos.

Tal y como se recuerda en la web oficial, el New York Sun escribió en 1906: “Tiffany tiene en existencia un artículo que usted no puede comprar, por mucho dinero que le ofrezca; la única manera es que él se lo dé. Una de sus cajas”. Y es que, viviendo en una sociedad 2.0, pocos serían los que no se enterasen de lo “afortunadísimos” que somos porque nos han hecho uno de los regalos más exclusivos e inusuales. No nos da miedo afirmar rotundamente que, antes de mostrar la joya de su interior, enseñaríamos la Blue Box. ¿Aún sigues creyendo que el packaging no es importante?

Blue Box

Una vez más observamos la importancia de aspectos como la correcta definición de la identidad de marca o el diseño, los cuales pueden convertirse en el secreto de tu éxito. No es necesario un diseño difícil y ostentoso para captar la atención de nuestro público. En Descubre Comunicación nos esforzamos por sacar el máximo partido a todos y cada uno de los elementos que conforman las distintas marcas.

Ningún comentario

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.